Alarma por la aparición de sapos gigantes y tóxicos que son considerados como depredadores.

Tienen veneno en toda su piel y pueden acabar con la vida de un animal en solo 15 minutos.

Una especie de sapo tóxico está invadiendo el suroeste de la Florida, en Estados Unidos, durante esta temporada de lluvias y son potencialmente mortales para las mascotas. La sorpresiva aparición generó alarma en la zona, ya que es algo que rara vez se ha visto.

Esta especie de sapo, que desconcierta a los vecinos del lugar, se encuentra regularmente en lugares húmedos, se reproduce exponencialmente y lo más peligroso: son letales para los animales domésticos.

A esta especie se le conoce de varias formas, sapo neotropical, marino, de caña o incluso sapo gigante. La peligrosidad de este anfibio se debe a que posee glándulas venenosas que son mortales para la mayoría de los animales.

“Tiene veneno por toda su piel, a cada lado de la cabeza, e incluso en sus patas. Entonces si una mascota e incluso un niño pequeño tiene contacto con ellos, es increíblemente peligroso y mortal para las mascotas en 15 minutos”, dice un experto citado por Telemundo.

Ante la propagación de la especie, exterminadores profesionales están tratando de eliminar a la sobrepoblación de estos peligrosos anfibios. Un sapo hembra puede poner hasta 30 mil huevos de una sola vez y lo hacen en caños, estanques o lagunas. Es considerado de un depredador.

Los exterminadores dicen que es importante mantener secos los alrededores del hogar. Y otra importante recomendación es que si una persona encuentra esta especie de sapo, no intente atraparlo.