Artemisia Gentileschi quien es considerada como la primera artista feminista de la historia.

Los usuarios de Google han notado que el popular buscador web ha decidido crear un doodle en honor a Artemisia Gentileschi quien es considerada como la primera artista feminista de la historia. La italiana logró un gran reconocimiento con su emblemática obra, la cual ha sido calificada como una representación de un acto de empoderamiento al plasmar algunas vivencias de Gentileschi, contra quien fue el acto de ella en la vida real.

Gentileschi (1593-1654), pintora nacida en la ciudad de Roma, se dedicó la pintura por más de 40 años y con sus obras logró cautivar la admiración de importantes figuras de Europa. Además tuvo el apoyo de varios gobernantes que en su momento fueron sus mecenas.

Uno de logros más destacados de Artemisia Gentileschi fue convertirse en la primera mujer que hizo parte de la academia de artistas de Florencia. Además, las diferentes obras que realizó continúan inspirando a otros artistas, escritores, cineastas, dramaturgos y músicos.

Esta mujer tenía el arte en su sangre la ser la hija del pintor Orazio Gentileschi, por esta razón Artemisia comenzó su camino en el arte de la mano de su papá y su primera obra artística fue pintada en 1610.

En 1611 la joven Artemisa fue víctima de un acto que fue cometido por el pintor Agostino Tassi, quien en fue un colaborador de su padre. Pese a que el caso fue llevado ante la justicia de esa época, tras un juicio de siete meses Tassi fue sentenciado a elegir entre una pena de cinco años de trabajos forzados o ser desterrado de Roma.

Pese a que el pintor eligió el destierro, dicha sentencia jamás se aplicó.

Años después Artemisia Gentileschi se casó con el pintor Pierantonio di Vincenzo Stiattesi y se mudó a vivir a Florencia. En el periodo de 1612 y 1613 la artista desarrolló su icónico cuadro “Judith decapitando a Holofernes”. Una representación de la determinación de la mujer ante fuerza.

De hecho, algunos expertos han considerado que varias obras de Gentileschi son una representación autobiográfica de la artista. Dicha característica se refleja en algunas de las obras que pintó mientras vivía Florencia y en las que usó su propia imágen para crear sus pinturas.