“Uribe no es ningún paraco, resentidos” – La monja uribista que es tendencia en Colombia

La religiosa Adriana Pérez viajó desde Medellín a acompañar en su indagatoria al expresidente Álvaro Uribe. Desde las escalinatas del Palacio de Justicia, la misionera carmelita se tomó el megáfono de los uribistas para apoyar con euforia al exmandatario: “Él no es ningún para…, resentidos”, gritó la hermana, quien asegura que al jefe del Centro Democrático no le va a pasar nada ya que “Dios lo está respaldando a través de la Iglesia Católica”.

La hermana Adriana agitó el choque de uribistas y antiuribistas que esperan el desarrollo de la diligencia que rinde Uribe a puerta cerrada. Por minutos, la religiosa se robó la atención por gritar arengas como: “¡Que viva el Centro Democratico! ¡Qué viva el presidente Álvaro Uribe! ¡Él es un hombre intachable!”.

Visiblemente emocionada, la hermana Adriana aseguró que la decisión de llamarlo a indagatoria es producto del resentimiento que produce el que un campesino “se metió en la presidencia y a ser senador”. Y aseguró a los opositores que “se van a quedar con las ganas”.

La misionera carmelita con megáfono en mano aseguró que Álvaro Uribe está con Jesús. Ella llegó en un vuelo el lunes a las 7:30 de la noche junto con varios integrantes de un grupo llamado Tendencia Uribista. Según explicó, esta colectividad se encarga apoyar a los desplazados en las comunas nororientales en Medellín. La hermana carmelita confesó que “tuvo el gusto de conocer” al exmandatario cuando era gobernador de Antioquia.