Demanda a sus vecinos porque le molesta el olor a carne que producen al cocinar

La queja contra sus vecinos también incluye que dejen de fumar y que sus hijos no hagan ruido jugando en el patio.
Cilia Carden, una mujer vegana que vive en Perth, Australia, decidió llevar a sus vecinos ante la justicia por el olor a carne que sale de las parrilladas y por el ruido que hacen sus hijos jugando en el patio.

Para la mujer, sus vecinos realizan los actos deliberadamente con la intención de molestarla.

Pero las quejas de la mujer sobre sus vecinos van más allá, dice que le molesta el olor a cigarrillo, el ruido que hacen los niños y la luz que refleja hacía su patio.

Sin embargo, los argumentos de la mujer fueron desestimados por un tribunal que no consideró pertinentes las exigencias contra sus vecinos.

El juez que llevó el caso invitó las partes a enfocar su energía buscando resolver sus problemas “lo mejor que puedan”.