Deportivo Cali ganó pero dejó vivo a su rival

Deportivo Cali dejó escapar la posibilidad de marcarle más goles al modesto River Plate paraguayo en el compromiso de ida de la primera ronda de la Copa Suramericana y el 25 de febrero irá a Asunción para buscar su tiquete a la segunda instancia del certamen.

Alfredo Arias lamentó las diversas ocasiones que se desperdiciaron y acerca de si el objetivo era pasarle por encima al cuadro paraguayo con una buena diferencia, el entrenador charrúa manifestó: “Esa era la idea, lo que buscábamos, y creo que el equipo hizo los méritos, antes del gol de ellos podíamos haber estado 3-0 o 4-0, erramos opciones en la boca del arco, balones en los palos. El rival, con mucho pundonor, pero no nos produjo jugadas de gol, ninguna. Tuvimos la mala fortuna de no sacar esa pelota y prácticamente meterla nosotros mismos. Son las cosas que pasan en los partidos, si no los liquidás, si no asegurás el marcador el rival queda vivo y por más que en el juego estemos siendo superiores, y en más en esa circunstancia en que no debíamos recibir gol, te hacen el partido un trauma”.

¿Qué buscó con las variantes? “Cuando sacamos a Roa y metimos a Deiber tuvimos tres chances de gol, pero no las convertimos, la idea era matar este equipo con un poco más de poder ofensivo. La segunda variante, el rival nos juega con tres jugadores altos, por eso para no tener problema hicimos el enroque de pasar a Palavecino delante de Colorado, Vásquez quedó como ‘9’ y ubiqué tres centrales, ellos no nos pudieron crear chances de gol. El gol viene de una falta que se comete casi en la mitad de la cancha, que no la podemos reventar, damos rebote… esas fueron las razones de las variantes. Creo que el equipo respondió, pero si no convertís y no sos efectivo, después todo te queda en contra”.

Sobre las acciones desperdiciadas, explicó: “En cuanto a los contrataques que tuvimos, hubo malas decisiones o mala definición en las jugadas, cosa que tenemos que corregir, llevamos pocos días de trabajo con el equipo, pero estoy orgulloso porque los jugadores tratan de absorber la idea, el equipo respondió bien. No lo supimos definir por la falta de eficacia, por un palo, o si no estuviéramos hablando de otra cosa si alguna de esas entraba”.