El equipo verde de la ciudad de Cali pasa una crisis financiera insostenible con una deuda de $70 mil millones, situación que lo ha llevado a hipotecar la sede deportiva de Pance, la sede administrativa de las Vásquez Cobo y la tribuna norte del estadio de Palmaseca.

El presidente del equipo marco Caicedo indicó que esta es una situación temporal por falta de flujo de caja y están solicitando a los antiguos presidentes del club que autoricen hipotecar otro porcentaje de los activos del club que incluiría otras tribunas del estadio.

“Actualmente el Deportivo Cali tiene el 24% de sus activos fijos en hipoteca, nosotros estamos pidiendo una mayor garantía para llegar al 34%, el club esta para quedarse, sencillamente es gestionar una coyuntura difícil de caja y lo estamos haciendo”, explicó el presidente.

Con esto se pone muy duro contratar jugadores para la siguiente temporada