mayo 12, 2021

Mirá Ve Cali

Noticias y más ve

El día que le robaron la plata de la billetera a Uribe

El grupo de seguridad del hombre más importante del país recibió una misión urgente el pasado sábado en la mañana: encontrar de inmediato la cédula, la libreta militar, la tarjeta de crédito y las estampitas del Divino Niño que el presidente Alvaro Uribe había guardado en una billetera que en ese momento no aparecía por ningún lado.

Se me perdieron los papeles , les confesó Uribe a los asistentes al consejo de ministros que se realizaba en el Palacio de Nariño, mientras su equipo de escoltas llegaba a toda carrera a Bucaramanga con el fin de buscar la billetera.

Todos los indicios apuntaban a que en esa ciudad, donde Uribe había asistido un día antes al Encuentro de Competitividad, estaban los papeles del Jefe del Estado. La pista principal era la feria de retiros en efectivo que alguien estaba realizado con su tarjeta de crédito en la capital de Santander.

La hipótesis de sus escoltas es que a Uribe se le cayó la billetera del saco cuando se lo quitó y lo dobló sobre su brazo antes de entrar al encuentro económico, a eso de las 5:00 p.m. del pasado viernes. Aunque el Presidente se había saludado con varias personas.

Anoche, el hombre en cuyo poder se halló la tarjeta de crédito de Uribe fue identificado como Miguel Rodríguez, quien condujo la buseta en la que se movilizaba la comitiva presidencial, durante su visita a la capital de Santander.

Rodríguez, que dijo haberse topado accidentalmente con la billetera se encontró también con la sorpresa de que junto a la tarjeta de crédito, perteneciente al Banco Santander, estaba el desprendible que incluye el número de la clave.

Por eso, a las 10:00 p.m. empezó a recorrer los cajeros automáticos de la ciudad hasta que a las 9:00 a.m. del día siguiente, luego de 58 transacciones, le había robado 12 millones de pesos a Uribe.

Pero sus frecuentes visitas al banco terminaron por delatarlo.

El equipo de seguridad del Presidente rastreó las transacciones, revisó los videos de las cámaras de los cajeros electrónicos y capturó al ladrón cuando se disponía a seguir saqueando los ahorros de Uribe.

Rodríguez pidió perdón y devolvió el dinero y la billetera. Las autoridades no le encontraron antecedentes judiciales y comprobaron su extrema pobreza, según una fuente del Gobierno, por lo que el Presidente decidió no denunciarlo, aunque le pidió a la Policía imponerle una especie de conminación.

Ayer, el Banco Santander emitió un comunicado recordando los principios de seguridad para sus clientes, entre los cuales se encuentra la importancia de memorizar la clave (de la tarjeta) y destruirla inmediatamente .

Mientras tanto, aunque sus asesores le volvieron a recordar que no es necesario que un Presidente ande con billetera, Uribe se mostró dispuesto a mantenerla a la mano con sus estampitas religiosas y con una nueva cédula, porque la que portaba hasta el pasado viernes nunca apareció.