El miedo que le tiene Popeye a Uribe

El columnista Yohir Akerman le dio este domingo continuidad al tema de su columna publicada la semana pasada, en la que reveló las denuncias hechas por el padre de Iván Duque, para entonces gobernador de Antioquia, contra el director de la Aeronáutica Civil de la época, Álvaro Uribe Vélez, quien durante un periodo de 18 meses supuestamente otorgó más de 200 licencias a reconocidos narcotraficantes.
Akerman, como resultado de esta publicación, fue atacado por el expresidente Uribe a través de su cuenta de Twitter calificándolo como mentiroso y señalándolo de estar equivocado en las fechas que refirió en su columna.
Es por esta razón que el periodista en su nuevo escrito, se centró en mostrarle al senador que tiene un sustento real en las afirmaciones hechas a través de su columna titulada “Duque vs Uribe”.
Comienza relatando cómo el presidente Turbay nombró a Álvaro en marzo de 1980. Para el momento nadie tenía fe en él, pues su antecesor había sido asesinado por no haber accedido a las presiones del Cartel de Medellín. Uribe, contrario a lo que creían, sí logró permanecer el tiempo que le correspondía en su cargo “sin sufrir un rasguño”.
No obstante, un año después de retirado de la dirección el expresidente, el Consejo Nacional de Estupefacientes, presidido por el ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla, dio la orden de “suspender los vuelos de naves de narcotraficantes” procediendo a derogar cientos de licencias otorgadas por la actitud “pasiva y negligente” del entonces director, Álvaro Uribe.