La Nasa enviara una astronauta mujer que pisara la luna en 2024.

La astronauta haría parte del programa de exploración lunar Artemis, que pretende explorar con más profundidad la superficie del satélite natural de la Tierra.

La misión se llevará a cabo en conjunto con la empresa privada y con otras naciones, y duraría hasta el 2028, informa el portal británico Unilad.

La tripulación de la nave espacial Orion despegará de suelo estadounidense y recorrerá los 384.000 kilómetros que separan a nuestro planeta de la Luna para luego posarse sobre su superficie para comenzar una exploración total de ese suelo, incluido el inexplorado ‘lado oscuro’, que es el que nunca se aprecia desde la Tierra.

En dicha exploración se utilizarán, según la Nasa, citada por el medio, robots y astronautas, que comenzarán su misión por el polo sur del satélite.

La experiencia, dice Unilad, también servirá para probar cómo es para los seres humanos trabajar en un cuerpo celeste, como preparación para un eventual viaje tripulado a Marte.

En cuanto a las mujeres en el espacio, el artículo señala que desde que comenzó la carrera espacial entre la Unión Soviética y Estados Unidos (a finales de los años 1950), han salido al espacio 566 personas, pero solo 64 han sido mujeres, y 12 astronautas han puesto pie en la Luna, todos ellos hombres.

Por ello es que el proyecto Artemis pretende ser más inclusivo y transparente, a tal punto que publicó 10 ítems que serán la columna vertebral de la misión, como lo señala Digital Trends:

Propósitos pacíficos: no solo es exploración espacial, sino mejorar las relaciones pacíficas entre las naciones del mundo.
Transparencia: todos los participantes deben acogerse a este principio.
Interoperabilidad: se deben adoptar estándares internacionales abiertos.
Registro de objetos especiales: llevar bitácoras detalladas de la operación.
Asistencia de emergencia: la misión podría llegar a rescatar a astronautas de otras misiones en caso de fallas, además de salvaguardar la vida.
Protección del legado: la misión cuidará todos los lugares históricos, en cuanto al espacio exterior.
Publicación de datos científicos: habrá transparencia en la publicaciones científicas.
Recursos espaciales: extraer recursos espaciales para la posterior investigación.
Desechos orbitales y descarte de naves espaciales: los miembros se comprometen a preservar un entorno seguro y sostenible en el espacio.
Alteración de actividades: la Nasa y todos los participantes proporcionarán información pública sobre la ubicación y la naturaleza general de las operaciones en el espacio.