Blog

A través de las redes sociales ha circulado recientemente un impresionante video que ha generado todo tipo de reacciones, pues se ve a un pequeño bebé sentado al lado de un valde lleno de agua, del cual saca un sapo, aparentemente vivo, se lo mete a la boca, lo lame y lo saborea como si fuera un helado.
El niño primero chupa la cabeza del animal y luego las patas, sin embargo, en un momento se le cae al piso, pero la persona que está grabando el video lo coge de nuevo y lo mete al agua para que el bebé repita la acción, mientras en el clip se escuchan las risas de las personas presentes.
Por supuesto, esta grabación ha causado mucha impresión en los internautas, ya que la vida del pequeño podría estar en riesgo, pues según experta, “las ranas y los sapos poseen sustancias venenosas en su piel, sobre todo en la región parotídea”.