Extraordinario hallazgo de un barco vikingo enterrado en Noruega

Un grupo de arqueólogos noruegos del Instituto Niku han logrado un hallazgo extraordinario al detectar los restos de un barco vikingo enterrado bajo un túmulo de la localidad de Halden, al sureste de Oslo. Se trata del primer descubrimiento de este tipo que se logra en más de un siglo.
Ha sido gracias a un radar como se ha localizado la silueta de esta embarcación medieval típica de los pueblos nórdicos. Solo se han descubierto hasta ahora tres barcos vikingos en buen estado en Noruega. El último fue encontrado en 1903. Los tres están expuestos en un museo cerca de Oslo.
Según el arqueólogo Lars Gustavsen, la columna vertebral de la nave se ve intacta. El arqueólogo Knut Pasasche, del Instituto Niku, destaca el “extraordinario” hallazgo. “Lo más probable es que la madera aún esté bien conservada, pero es difícil saber qué partes seguirán intactas”, explica.
Los investigadores creen que el barco, de unos 20 metros de longitud, pertenece a la Edad de Hierro nórdica (entre los años 500 y 1050) y permitirá arrojar luz sobre la etapa en la que el pueblo vikingo hacía expediciones por el mar durante la Edad Media. Los vikingos solían incinerar a sus muertos en barcos funerarios, pero esta nave podría ser la última morada de algún rey o jefe de Estado, ya que los jefes vikingos solían ser sepultados en naves traídas a tierra
.