mayo 12, 2021

Mirá Ve Cali

Noticias y más ve

La caleña tuitera y uribista que tiene millonarios contratos con el estado

La jornada de polémica e indignación en Twitter de este lunes corrió por cuenta de la activista y tuitera uribista Natalia Bedoya, luego de que el representante a la Cámara, David Racero, publicara en esa red social los contratos que la joven abogada tiene con el Estado en el Ministerio del Interior, el Ministerio de Justicia y la Gobernación del Valle del Cauca

“$ 20.233.000 es lo que los colombianos estamos pagando cada mes a la twittera @natiibedoya por cuenta de dos contratos simultáneos suscritos con el gobierno de @IvanDuque: uno en el @MinInterior con honorarios de $10.448.000 mes, otro en el @minjusticia por $9.785.000 mes”, escribió Racero.

El representante siguió con su crítica a la funcionaria. “@IvanDuque le paga más de 20 millones mensuales a una persona que ha demostrado deficiente capacidad de ejecutar adecuadamente sus contratos, en medio de la peor crisis económica del país, mientras le [sic] dice a los colombianos que el Estado está desfinanciado. ¡Infame!”.

Lo que más llamó la atención de lo publicado por Racero fueron los informes de ejecución que entregó Bedoya, requisitos indispensables para que los contratistas del Estado puedan obtener sus honorarios. En dos documentos publicados se lee que Bedoya justifica sus actividades con la coordinación de reuniones entre varias entidades, por ejemplo, entre el Ministerio del Interior y la Gobernación del Valle del Cauca.

De hecho, ese fue uno de los asuntos que generó más indignación, pues, algunos usuarios que decían ser contratistas manifestaban que los informes que presentaban antes las entidades para cobrar honorarios constaban de varias páginas y que, además, recibirá ese salario por coordinar reuniones.

Ante la polémica desatada, Bedoya publicó un comunicado en el que señala de injuriosas y calumniosas las aseveraciones del representante Racero. “Hacen parte del mismo modus operandi que utilizó hace dos años, cuando puso en tela de juicio mi hoja de vida, por el simple hecho, de mi filiación política”.

Según Bedoya, el valor de los contratos está sustentado en su formación académica y su experiencia profesional. “Más de siete años de experiencia profesional, un pregrado, un posgrado y una maestría en curso. Este es un debate reiterativo, que ya se dio y en el cual, quedó probado que los ataques de Racero carecen de fundamentos y obedecen a razones personales”.

En ese mismo sentido, aseguró que el cumplimiento de sus funciones está demostrado con soportes que entrega cada mes. “La ejecución de los contratos está sustentada con los soportes, mes a mes, de acuerdo a [sic] las exigencias de cada entidad y en el marco legal. Si lo que el señor Racero quiere demostrar es mi capacidad profesional, lo invito a que lo haga. Sí lo que le molesta es mi filiación política, lamento decirle que no va a cambiar. Y como cualquier colombiana tengo derecho a trabajar”.