Tal parece que a las personas se les olvidó que fuera del coronavirus hay más enfermedades, ya nadie se puede enfermar porque de una piensan que tienes Covid. Gracias a los medios de comunicación

En Canadá, un hombre fue echado de su trabajo por sufrir un episodio de diarrea y sospechar sus jefes que se había contagiado con el coronavirus.

Pero el hombre de nombre Jeremy Arnot pudo recuperar su trabajo por vía judicial pero su proceso fue largo, pues fue despedido en noviembre del 2020 luego de comer unas alitas de pollo que lo llevaron a sufrir problemas estomacales, sus jefes lo despidieron al siguiente día y solo hasta ahora pudo recuperar su trabajo.