Mujer terminó con parálisis facial por tomarse una foto con un pulpo

Una mujer terminó en el hospital con el rostro paralizado después de tomarse varis fotos con un pulpo sin saber que el molusco inyectaba veneno a través de un pico que tiene para defenderse, el animal se lo clavó en la barbilla dos veces, provocándole un dolor intenso y abundante sangrado.

La mujer, llamada Jamie Bisceglia, se encontró con unos pescadores que habían atrapado al pulpo y quiso tomarse una foto posando con el animal. La idea terminó mal porque terminó con el molusco venenoso pegado a su cara.

Jamie terminó en la sala de urgencias de un hospital debido a que se le paralizó el lado izquierdo del rostro por el veneno del pulpo.

En entrevistas a medios estadounidenses, la mujer indicó que a pesar de que está tomando antibióticos, el dolor permanece y seguirá durante algunos meses.

Algunas especies de pulpos tienen picos que utilizan para romper y comer cangrejos, almejas y mejillones, y su picadura contiene un veneno para inmovilizar a sus presas.