Ni con las esferas del dragón América clasifica

En un partido que se jugó en un ambiente hostil por la rotura de la relación entre la hinchada y los jugadores, América le ganó 2-1 a Rionegro Águilas gracias a los goles de Jhon Quiñones y Fernando Aristeguieta. Con este resultado sigue esperando el milagro de entrar a las finales. Por el lado del rival, perdió una oportunidad única de acercase a la última etapa de la Liga Águila. En la primera mitad América salió al campo sin ideas y sin brújula. Eso lo supo aprovechar el rival, que a los ocho minutos abrió el marcador con Humberto Osorio Botello. El delantero cabeceó de excelente manera un centro de Estéfano Arango.

Los del ‘Pecoso’ Castro se despertaron, pero nuevamente, no fueron contundentes. El venezolano Fernando Aristeguieta tuvo el empate y lo desperdició de manera increíble. También lo tuvieron Cristian Dájome y Pablo Armero, pero Lucero Álvarez se interpuso en el camino. Para la segunda etapa, América salió a buscar el empate, pero no fue organizando cada vez que lo intentaba. El entrenador movió el banco, le dio ingreso a John Quiñones y con el juvenil, el equipo ganó sorpresa. Cuando quedaban siete minutos para el final, descontó y los pocos asistentes al Pascual Guerrero le hicieron saber su cariño coreando su nombre. Sobre el final, el discutido delantero venezolano puso el 2-1 con el que cuadro Escarlata derrotó a Rionegro Águilas y le dio vida a Santa Fe, Millonarios y Nacional para llegar a la gran fiesta de fin de año.