Operadores del MÍO advierten que el servicio no mejorara con la reactivación parcial de rutas.

Operadores del sistema masivo de transporte MÍO advierten que la prestación del servicio no mejorará en septiembre, cuando se reactivan nueve rutas alimentadoras y pretroncales suspendidas temporalmente desde el 15 de agosto.

Hay incertidumbre sobre lo que puede ocurrir cuando inicia la fase de aislamiento selectivo por la pandemia.

En un comunicado difundido este domingo aseguran que reactivar nueve de las 21 rutas suspendidas por Metrocali y el aumento de la ocupación permitida en los vehículos “no permitirá evitar aglomeraciones en estaciones y buses, y suplir adecuadamente el servicio”.

Explicaron que el pasado 15 de agosto, cuando dejaron de operar 21 rutas y 23 más se redujeron en frecuencia y horarios , hubo “una reducción del 35,5 % del total de kilómetros con que se presta habitualmente el servicio del MÍO”, mientras que “la reactivación parcial de las nueve rutas solo representa un incremento cercano al 5 % de los kilómetros a recorrer”.

Señalan que “programar rutas y kilómetros de servicio del MÍO con los criterios actuales pone en riesgo la salud y seguridad de los caleños y puede convertir al sistema en un foco de alto contagio” del virus.

También detalla el comunicado que la determinación de Metrocali implicó “dejar parqueados en los patios 250 buses”. Y reconocen que la disminución en la capacidad del servicio generó un incremento en las quejas de los pasajeros, registrada por medios locales así como en redes.

Con la reactivación anunciada por Metrocali para el próximo 1 de septiembre se recuperará un promedio de 4.327 kilómetros por día hábil de los 53.260 kilómetros que se redujeron el 15 de agosto: pasarán de 96.740 kilómetros diarios a 101.067 kilómetros.

Los operadores consideran que la empresa “no toma en cuenta que en horas pico la concentración de usuarios y la alta demanda de viajes alcanza hasta el 100 % y en ocasiones en horas valle puede alcanzar entre un 60 % y un 80 % de la ocupación, guarismos mayores a los autorizados” por las autoridades sanitarias del país durante la emergencia por el virus.

Sobre la ampliación del horario de funcionamiento del sistema, que a partir de septiembre irá hasta las 9:00 p.m., dijeron que el “incremento se queda corto y no guarda coherencia frente a la necesidad de reactivación económica de sectores como los restaurantes y el comercio en general de la ciudad”.

Estiman que de ser implementada la medida, podrán aumentar los tiempos de espera “lo que motivará a los caleños a seguir utilizando otros modos de transporte informal impulsando la ilegalidad y, en consecuencia, impactando negativamente la demanda del MÍO”.

Por lo anterior, hacen un llamado a las directivas de Metrocali y a la Alcaldía Municipal a que unan esfuerzos y se diseñe una solución viable para la ciudadanía que depende de este medio de transporte, advirtiendo que es un servicio público esencial, especialmente en medio de la crisis económica suscitada por virus.