Propietarios de Moteles Y la Alcaldia de Cali firman un pacto para su reapertura.

Luego de permanecer cinco meses cerrados por la cuarentena, los propietarios de los moteles y la Alcaldía de Cali, firmaron un pacto por la bioseguridad que permite la reapertura de este sector de la economía que genera más de cinco mil empleos.

Inicialmente son 75 establecimientos de este tipo que podrán funcionar; sin embargo, los moteles restantes podrán hacerlo una vez cumplan con los requisitos de bioseguridad.

“Esperamos que los dueños de los moteles y los usuarios sean muy estrictos con el cumplimiento de los pactos porque necesitamos que se abra la economía con todos los protocolos para evitar más contagios y también para que otros sectores tengan la oportunidad de una reapertura”, aseguró Argemiro Cortés, secretario de Desarrollo Económico de Cali.

El alcalde Jorge Iván Ospina aseguró que Cali es una ciudad del amor, por tener 300 moteles y, por esta razón, autorizó esta apertura con todos las normas de bioseguridad.

En cuando a las medidas para evitar el contagio por el virus, está el uso de trajes especiales, por parte de los empleados del motel, lo mismo que una completa desinfección de las habitaciones y el servicio sólo se podrá prestar a parejas, no se permitirá el alquiler de habitaciones múltiples, debido a que está prohibida la realización de fiestas

Además, los trabajadores del motel deberán de tener un registro con nombre y cédula de los visitantes e igualmente deberán de medir la temperatura y realizar preguntas sobre sus síntomas. Los vehículos que ingresen siempre serán desinfectados.

Entre tanto, las autoridades visitarán periódicamente los moteles para verificar si están cumpliendo con los protocolos, de lo contrario, podrían tomar medidas al respecto.

En el municipio de Yumbo también se dio la reapertura de algunos moteles que quedan ubicados en la zona de Menga y los cuales cumplen con lo requerido por las autoridades de salud.