El trío de ladronas que drogó y robó a un grupo de universitarios caleños

Redaccion por https://tubarcocolombia.com.co
“Las ladronas usaron sus encantos para enredar a los universitarios, jóvenes entre los 21 y 24 años.”
Todo ocurrió al amanecer de este domingo en el barrio Los Cámbulos de Cali, en una discoteca.
Tres hermosas mujeres, dos de ellas de cabello negro y otra rubia, llegaron al lugar, solas.
Las describen como mujeres voluptuosas, alegres y bailarinas.
Cinco jóvenes universitarios llegaron a la discoteca, solos, buscando pasar una noche de rumba buena.
Les presentaron a las bellas mujeres, bailaron, bebieron licor. Al final, todos salieron al popular remate.
Fue ahí cuando Andres* dice que todo se salió de control. El remate fue en un apartamento del barrio El Refugio. Él y su primo viven ahí, en apartamentos separados.
La Fiesta
El remate se cumplió en el apartamento del primo de Andrés. “Las mujeres se pusieron sospechosas y nos dieron un Gatorade, ahí comencé a sentirme mal”, dijo el afectado.
Aseguró que vio como uno a uno, su primo y demás amigos quedaron inconscientes, en el piso. “Al principio, cuando el primero cayó, pensamos que era por el trago, lo tomamos en chiste”, dijo.
Entonces, Andrés contó que salió del apartamento de su primo y se metió al suyo para llamar a la Policía. “Pero alguien toco mi puerta y dijo que se estaban llevando todo del otro apartamento”.
Y, en efecto, cuando salió se encontró que las tres mujeres llevaban en sus manos computadores, billeteras, lociones, joyas. “Hasta el PlayStation y libros sacaron del apartamento”, dijo.
El joven reaccionó, logró abordar a una de las mujeres antes de subirse a un taxi que las esperaba afuera y le quitó las cosas. “Reconozco que reaccioné mal y le pegué, pero lo hice en defensa propia”.

El clonazepan se vende en el mercado especialmente en pastillas

La Policía llegó y se llevó al trío de ladronas a una estación. “Se llamó a la ambulancia para que se llevara a mi primo y mis amigos. Ellos ni siquiera abrían los ojos, estaban como muertos”, dijo el joven, que se salvó de caer.
Según la denuncia, los cuatro universitarios resultaron intoxicados con Clonazepan, un potente fármaco que hace perder la conciencia a quien lo toma, si se suministra en grandes cantidades.
“Los médicos dicen que eso borra cassette, y que se pueden sentir desorientados después por esto”, explicó Andrés*

¿Qué pasó con las ladronas?

Media hora después que se llevaran a los drogados jóvenes del apartamento, Andrés* fue a la estación de policía.
“Allí me dijeron que esas mujeres eran putas, que yo le había pegado a una de ellas, y que yo podía terminar en la cárcel”, aseguró.
En todo caso, las tres mujeres, de 21, 24 y 28 años, quedaron en libertad.
“No sé por qué el policía dijo que eran putas, no se si ya las conocían, pero cuando fui a la Fiscalía, me dijeron que tenían antecedentes, pues alcancé a anotar nombres y cédulas de estas mujeres.
Según el joven, “ellas nunca se vieron sospechosas. Las conocimos por intermedio de un conocido de nosotros. Nos robaron algo más de $10 millones”.
Con el caso puesto en conocimiento de las autoridades, esperan que la Policía las capture.