A los Food Trucks ya no los dejan trabajar en el Parque del Ingenio

Todo un drama viven al menos 22 empresarios, en su mayoría jóvenes emprendedores, propietarios de food trucks (vehículos adaptados para la preparación y venta de alimentos) que tenían como sitio de trabajo el Parque del Ingenio, en el sur de Cali
Desde el pasado 18 de enero, y por orden de la Policía, estas personas debieron cerrar sus negocios ambulantes y retirar los vehículos de la Carrera 83 entre calles 14 y 16, donde desde hace años estaban instalados, bajo la amenaza de recibir multas por parte del código de Policía.
Según Sebastian Daza, vocero de Asofoodtrucks Cali, todo responde a quejas y acciones legales que emprendió la Junta de Acción Comunal del barrio, debido a la proliferación de ventas ambulantes en el parque. La acción de la Policía también se cumple mientras los empresarios esperan que la Alcaldía de Cali expida una reglamentación para su funcionamiento.
Por cuenta de esta situación, las pérdidas económicas para los empresarios son grandes. “Fácilmente, un propietario de un food truck, en un fin de semana, se puede vender en promedio $500.000, esos son los mejores días porque llegan más clientes, si tenemos en cuenta que muchos tienen seguidores en redes y acuden al llamado cada fin de semana. Pero ya llevamos cinco días sin trabajar y la situación se pone complicada”, explicó el líder del gremio.
Incluso algunos de los negocios han dado a conocer su situación con sus seguidores, a través de redes sociales como Facebook.

El pasado 19 de enero realizaron una protesta pacífica en la que exigen volver a trabajar en el lugar tal como lo están haciendo los choladeros y otros vendedores de comidas a los que la Policía, según, los afectados, no les están haciendo control.

Así fue la protesta de los empresarios exigiendo su derecho al trabajo
“La Policía nos ha tratado muy bien, han estado prestos al diálogo. Pero aún no podemos establecer diálogo con la Junta de Acción Comunal, no conocemos las acciones que ellos han presentado. Se ha dicho que nustros negocios generan muchas basuras y mucho ruido, y eso no es cierto, siempre somos los más limpios. Tenemos hasta conceptos de la Secretaría de Salud para la venta de productos, y aún así no se nos permite trabajar”, manifestó Sebastián.
Por esta razón, los empresarios presentarán acciones legales en contra de la Alcaldía de Cali apelando al derecho al trabajo. También están programando una movilización desde el Parque del Ingenio hasta el CAM la próxima semana.
Otra acción que adelantan los empresarios es la recolección de firmas digitales con el fin de buscar apoyo para que puedan seguir trabajando.
Redacción: http://tubarcocolombia.com.co