septiembre 17, 2021

Mirá Ve Cali

Noticias, entretenimiento, Cali, Publicidad

Su mamá lo mandó a la tienda por un pan y terminó bailando en Menga, casi acaban con ese muchachao

«Luis, vaya trae un pan para mañana el desayuno que no hay» así le dijo Doña Carmen a su hijo Luis de 19 años, el muchacho que tenía pinta de rumba y andaba algo desparchado quería salir pero antes debía hacer los mandados de la casa.

Lucho como le dicen sus amigos, vive en Floralia, muy cerca a la calle 70 y arrimó a la panadería del paisa por un pam de $5000 mil y una leche, no podía salir nada mal, era hacer un mandado y regresar pero se encontró al viejo Carlos ‘Lora’, el chico farándula del barrio que se le pasa bebiendo y nadie sabe de donde saca plata, Lucho y Carlos son parceros desde hace muchos años.

«hablame lucho ¿Cómo jería? ¿Cuál es el evento? le dijo Carlos y Lucho le dijo: «Suave, quiero hacer algo pero ando asado, voy a llevar este mandado a mi cucha y me tomo una cerveza nada más». Carlos le dijo «relájate que yo controlo, suave, pedí una cerveza yo la pago» y se sentaron a tomar en la panadería, lo que empezó con una terminó con una canasta y luego una caneca de guaro como para meterle más sabor a la noche y cuando ya estaban más prendiditos los dos, Carlos le dijo a Lucho que se tiraran para Menga que la rumba era hasta el amanecer, Carlos ya en su borrachera lo único que dijo breve y dejó el pan tirado con la leche.

Papi, esos dos se fueron a Menga y se metieron la propia rumba, Una rumba tan salvaje que nunca se le va a olvidar, hasta que sintieron el verdadero terror, siendo ya las 4 am y con mil tragos encima, apareció Doña Carmen en la discoteca y con correa en una mano y un zapato en la otra encontró a Lucho y lo encendió, cuentan que fue tan fuerte la paliza que el hombre se le quitó la borrachera.

Cuenta que Lucho ya no come pan