Muchas son las historias que hay detrás de la fama de los artistas y Yeison Jiménez cuenta con una en particular, en la que demuestra que el ahorro es una de las mejores formas en construir un futuro.

El cantante de música popular contó la manera en la que diariamente guardó 1.000 pesos para luego invertir en su carrera como artista, mientras trabaja en Corabastos, la plaza de mercado más importante de Bogotá.

“Yo hice un imperio ahorrando de a 1.000 pesos, porque era lo único que me quedaba a diario. Guardaba los billetes debajo del colchón y recogía un millón de pesos”, comentó en el podcast Inversionistas al desnudo.



Lo que hacía con ese dinero era pagar unas horas en un estudio de grabación y de esa forma iniciar su etapa como cantante, aunque varias de esas primeras canciones no tuvieron éxito, hasta finalmente llegar a la radio y ser un exponente de la música popular.