Lo enamoró, lo invitó a comer empanadas y nunca llegó, ahora él sigue esperando triste y vacío

Gustavo o Gustavito como lo conocen en el barrio, conoció a Lorena por Facebook, el tenía en su perfil le gustaba mucho compartir fotos de comida, antojando a todo el mundo. Un día Isabella, una bella médica empezó a seguir su perfil y le comentó una publicación que el hizo sobre unas empanadas, le dijo “solamente antojas” y él sin dudarlo le dijo “cuando quieras te invito”.

Desde ese día Gustavo e Isabella, empezaron a conversar casi todos los días por Facebook y luego WhatsApp, surgió una extraña conexión, una química sin igual, como si se conocieran desde hace muchos años.

Gustavo e Isabella se empezaban a tratar con más cariño, surgía lentamente un amor de Facebook y todo iba perfecto, entre sus planes estaban conocerse en una fritanga y declararse su amor, no se había podido ver porque Isabella estaba fuera de la ciudad y justo cuando por fin ella regresaba a Cali, se enfermó de Covid.

De todas formas ambos seguían conversando a diario, ella se recuperó y llegó el momento de verse, ella regresaba a Cali y le dijo a Gustavo que lo invitaría a comer empanadas en una fritanga del centro de la ciudad. La emoción de Gustavo era increíble, él estaba completamente enamorado y llevaba mucho tiempo esperando por verla.

Aquel jueves 10 de octubre, Gustavo se puso su mejor pinta, se fue en el MIO rumbo al centro, se sentó esperar en la fritanga de la esquina de la octava con 13, la señora le preguntó que si iba a pedir algo y el respondió que iba a esperar una persona y luego si ordenaría unas empanadas.

Pasaban los minutos y Gustavo empezaba a sentir impaciencia, estaba algo nervioso pero se iba colocando triste, Isabella no llegaba, la llamaba al celular y no contestaba, hasta que recibió un mensaje por WhatsApp que decía “no me vuelvas a escribir en tu vida” y lo bloqueó.

Gustavo no entendía, no sabía que había pasado y mientras se confundían las lágrimas entre la lluvia que caía, le escribía por todos lados, Facebook, WhatsApp, mensajes de texto pero era imposible, no respondía nada, ya ella lo había eliminado de su vida y él nunca entendió.

Gustavo sigue asistiendo a la misma fritanga cada jueves, no pide nada, solo espera que Isabella aparezca.

4 comentarios en “Lo enamoró, lo invitó a comer empanadas y nunca llegó, ahora él sigue esperando triste y vacío”

  1. You’re truly a just right webmaster. This web site loading velocity is incredible.
    It sort of feels that you are doing any distinctive trick.

    Furthermore, the contents are masterpiece.
    you’ve done a wonderful job in this subject!
    Similar here: bezpieczne zakupy and also here: Bezpieczne zakupy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perfiles sociales